żEs arte?

September 3, 2016

Es amplio el movimiento de personas que se están cuestionando el arte contemporáneo, no sólo en nuestro país, sino en el mundo. Varios intelectuales de varias índoles han reaccionado a expresiones artísticas generadas a finales del siglo pasado y durante éste siglo. Expresiones que se encuentran plagadas del uso de objetos previamente existentes, sólo colocados de manera distinta con la finalidad de, en palabras de los artistas, transmitir un mensaje de crítica hacia aspectos específicos de la sociedad.

 

Colecciones de corcholatas en una mesa, un zapato, una caja de cartón, tapas de yogurt, pelotas de básquetbol ponchadas; entre muchos objetos más. ¿Es eso arte?

Una corriente importante de intelectuales está optando por decir que no lo es. Ello debido a que lo diferente es la interpretación del objeto y no el objeto mismo. Claro, esto sólo es una corriente limitada de personas, ya que en los corredores culturales de las grandes ciudades del mundo seguimos viendo este tipo de obras siendo cotizadas por miles, y algunas por millones de dólares.

Aquellos que defienden éste arte aseguran que lo que se está creando es una expresión cultural nueva, que refleja a la sociedad de dónde provino el objeto. Muchos incluso realizan el paralelismo con el sampleo de canciones en la industria discográfica, argumentando que aun cuando se tomen “prestados” elementos de una obra anterior, la creación realizada es nueva y cuenta con su propia historia.

Por mi parte, y desde mi punto de vista personalísimo, considero que todo es cuestión de oferta y demanda. Si existen expertos en arte dispuestos a pagar millones de dólares por un par de balones de básquetbol ponchados; adelante, es arte.

Creo que no habría por qué haber distinción alguna mientras exista mercado para todo. A diferencia de muchos críticos que insisten en que arte tiene reglas, yo estoy convencido que el verdadero arte surgió para romper éstas reglas.

Además, desde el punto de vista mercadológico es simplemente apasionante ver cómo un producto de desecho como unos balones, pueden llegar a cotizarse a tales precios, sólo por el hecho de haber encontrado un nicho en el mercado. No puedo afirmar de manera tácita que eso sea arte, pues esa no es mi especialidad, pero… ¡vaya que eso si es mercadotecnia!

Tags: arte, proxemia, qep radio


Posted at: 08:17 AM | Add Comment RSS | Digg! | del.icio.usdel.icio.us

Add Comment

Your Name: (Required)
Comment:

Please enter the 4 to 6 character security code:

(This is to prevent automated comments.)